International Ministries

Ensenando a los pajaritos a volar

September 28, 2009 Journal
Join-the-network.sm Tweet

“Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús.”   Filipenses 1.6

 

Por Rick Barnes                                                                                                           

 

Como mucho de ustedes ya sabe, Mercy y yo hemos estado preparándonos para este otoño por mucho tiempo. Nos hemos acercado a este tiempo con un poco de temor y trepidación. Lo que hace que este otoño enviar a uno de nuestros niños a una escuela cercana, nuestra hija mayor ha salido del nido para estudiar en la costa este de los estados unidos; de hecho al estado de Virginia. Aida ha comenzado sus estudios en la Universidad de Virginia. Le hemos educado y ahora hemos tenido que dejarla volar. Esperamos y oramos que hemos sembrado buenas semillas de fe y sabiduría y le hemos dado muchas otras herramientas para prepararla para el largo viaje que la espera. Pero la realidad es que el poco control que tuvimos sobre su vida mientras ella estuvo con nosotros ya no existe. Eso se hizo evidente hace poco cuando recibimos una llamada celular de parte de ella diciéndonos; “papi, el candado de la bicicleta no está  funcionando”. Luego de intentar ayudarla con unos pasos técnicos, se hizo claro que yo no iba a poder arreglar el candado a larga distancia, y la verdad es que no podré arreglar la mayoría  de sus problemas. Fue bastante frustrante el no poder ayudarla. Pero yo estoy confiado de que una vez se acostumbre a su nuevo ambiente, ella florecerá en maneras que nos asombrará.

 

En muchas formas, esto también refleja lo que nosotros hacemos como misioneros. Cuando trabajamos con una obra nueva o enseñamos a los estudiantes, tenemos una influencia directa sobre ellos. Es una tentación el querer controlar como ellos hacen las cosas y como se lleva a cabo el ministerio. Cuando enseñamos, es una tentación el decirle como confrontar cada aspecto de su ministerio. Cuando trabajamos con una pareja en las etapas formativas de su obra nueva, nosotros tenemos mucha influencia sobre esa pareja con nuestro apoyo y animo hacia su ministerio. Les ayudamos a observar a las cosas desde otra perspectiva. Les animamos mientras intentan diferentes maneras de alcanzar a su comunidad. Y estamos allí para animarles durante los tiempos de gozo y los tiempos de dificultad.

 

Pero desde los primeros contactos, les explicamos que estamos allí para ayudar y animarles y compartir nuestras observaciones, pero siempre es su ministerio. Y vendrá un tiempo en donde nos damos cuenta que nuestros estudiantes y nuestros plantadores de nuevas obras necesitan poder “volar” por si mismos. A veces es difícil dejarles ministrar por si solos porque sabemos que se cometerán errores (como si nosotros no cometeríamos errores si estuviéramos en control, ja ja) Y se cometen errores. Y vemos como florece la creatividad en formas que jamás hubiéramos pensado. Y vemos al ministerio que ocurre de una manera real y genuina y que es apropiado para aquella comunidad.

 

Esto viene desde una filosofía que es parte de nuestra historia como Ministerios Internacionales. Nosotros trabajamos adiestrando a la gente del país, para que ellos puedan compartir a Cristo y llevar a cabo el ministerio de maneras autóctonas. Eso hace que el ministerio sea más genuino y apropiado para su contexto; también asegura que si los misioneros ya no son bienvenidos o no pueden volver al lugar, el poder del evangelio continuará con aquellos que están capacitados para poder hacerlo.

 

Es difícil soltar las riendas, pero cuando el ministerio florece de maneras asombrosas, es una afirmación de que la buena obra que comenzamos de veras será completada y perfeccionada.

 

Noticias del ministerio y de la familia

Este ha sido un tiempo muy ocupado para nosotros con muchas transiciones. Claro, como Rick ya compartió con ustedes, nuestra hija ha dejado el nido para estudiar en la universidad al otro lado del país. La echamos mucho de menos y a la misma vez estamos tan orgullosos de ella. Pues ahora tenemos un cuarto vacío que está siendo redecorado y pintado para Joshua (el más joven de casa). El cuarto de Joshua se convertirá en mi oficina/cuarto de huéspedes, Aida siempre tendrá un lugar para quedarse durante sus vacaciones. Richie tampoco escapará esta tormenta de mejoras de la casa; su cuarto también será redecorado aunque él prefiere que lo dejemos solo.

 

Este verano, visitamos a iglesias en Colorado, Kansas, Iowa, Indiana, Nueva Jersey y muy queridos amigos en el camino. Muchas gracias a todos los que abrieron sus hogares para hospedarnos durante nuestro viaje. Regresamos a casa el 4 de agosto y yo (Mercy) salí para Puerto Rico el día 10 para visitar iglesias y volver a ver a mi querida familia. Yo disfruté muchísimo pero estoy tan contenta de poder estar de regreso en mi casa con Rick y nuestros hijos.

 

Mientras se acerca el otoño, nuestra vida sigue llenándose de actividad. Rick y yo vamos a ensenar una clase nocturna juntos como pareja sobre las Nuevas Obras. Yo también estarle enseñando una clase sobre la transformación de conflictos y Rick enseñará una clase sobre el crecer una iglesia saludable. Hace dos semanas, fuimos con miembros de la Primera Iglesia Bautista a la “La Plaza de los Mariachis” para repartir desayuno a los que viven en la calle, los que están enfermos mentalmente y los que simplemente no tienen que comer porque no tienen trabajo y están pasando através de la ciudad o han sido recientemente deportados de los estados unidos. Le abre a uno los ojos el ver tanta necesidad y tanta gratitud por este ministerio.

También, fuimos a La Rumorosa y vimos el progreso del nuevo edificio de “La Misión Monte Sinai”. El pastor Romo y su esposa la hermana Rosita están tan emocionados con el nuevo edificio al igual que los miembros de su nueva obra. Tomamos fotos y Rick está coordinando un viaje de misión de corto plazo para continuar el trabajo en el edificio.

 

Pronto, visitaremos “La Misión de La Ladrillera” para ir a entregar sillas que fueron donadas por una de nuestras iglesias colaboradoras en California. El pastor Gregorio estaba tan contento de tener estas sillas. Esta nueva obra se reúne bajo un árbol y la mayoría de las personas simplemente se paran o se sientan sobre las raíces del árbol.

 

También estaremos visitando otras obras nuevas para ver que es lo que ha estado ocurriendo durante nuestra ausencia. Nosotros sabemos que el Señor tiene muchas cosas buenas esperándonos. Estamos tan emocionados para ver a donde el Señor nos guiará durante este año. Por favor continúen orando por todos estos ministerios.

 

Peticiones y celebraciones:

  1. Por favor oren por el ministerio en La Plaza de los Mariachis y por los recursos necesarios para poder continuar proveyendo desayuno y proveer para las necesidades especiales de las personas allí.
  2. Por favor oren por la misión “Monte Sinai” en La Rumorosa y el ministerio del pastor Romo y Rosita.
  3. Por favor oren por el ministerio en “La Ladrillera” y  para los recursos para poder ayudar a las personas que viven allí.
  4. Oren por la misión El Buen Samaritano mientras ellos continúan con su programa de desayuno para los niños de la comunidad y capacitando a líderes para poder continuar el ministerio.
  5. Oren por Rick y yo mientras preparamos nuestra clase nocturna sobre las Nuevas Obras y por las personas que van a tomar la clase. Hay tanta necesidad en este país.
  6. Por favor mantengan a Aida en sus oraciones mientras ella brega con los desafíos de su primer año fuera del hogar.
  7. Nosotros estamos tan llenos de gozo y agradecidos que llegamos a nuestra meta y estamos ahora en 102% de nuestra meta para el año fiscal 2009 que termina el 30 de septiembre. Dios ha sido fiel através de su pueblo.
  8. Estamos tan agradecidos por el trabajo arduo de nuestro equipo de colaboración (MPT) en Connecticut y por nuestro amigo Kerry quien está diseñando un “website” profesional para nuestro ministerio.
  9. Por favor considere en oración si pueden apoyar nuestro ministerio regularmente con sus ofrendas y sus oraciones.

                                                                                                                       Mercy