International Ministries

Agua, Encuentros y Vida

December 11, 2009 Journal
Join-the-network.sm Tweet

Encuentros Azules: agua de vida

Estimados hermanos/as:

Saludos fraternales desde el Valle de Jobel, nombre con el que se conocía a la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, antes de la conquista.

Estamos profundamente agradecidos a Dios por el año y 3 meses en Puerto Rico que nos permitió la cercanía estrecha con tanta gente querida que une su corazón con nosotros por el lekil kuxlejal (la vida plena) de las comunidades mayas. Gracias, mil gracias por sumar tu  fuerza a este proyecto de vida.

En esta ocasión quiero compartir con ustedes los avances del proyecto Encuentros Azules que busca unir las comunidades por el agua de vida. Este proyecto lo estamos llevando a dos comunidades, Yalentai del Municipio Zinacantán y Saclum del Municipio de Chalchihuitán. Ambas comunidades constan con unas 150 viviendas, en las que habitan entre 5 y 12 personas y suman una población aproximada de 1500 personas.

NUESTRO ENCUENTRO CON LA NECESIDAD

Déjenme contarles como nos nació la inquietud por el proyecto agua de vida. Un día yo  (Ricardo) caminé de la comunidad Maravillas a Saclum con el Pastor Pedrito… 4 horas subiendo montaña… faltando como 30 minutos para llegar a la comunidad ya yo no quería subir más… Pero seguí hasta que llegamos a la casa del hermano Domingo y su esposa Janda. Ellos nos recibieron con una hospitalidad conmovedora…nos dijeron siéntense, descansen… y comenzaron a cocinar… y me ofrecieron si quería bañarme… yo acepté por su insistencia… me dieron un cubo de agua, y detrás de unas cortinas de hule que cubrían 4 estacas de troncos de árboles, en el patio de la casa en el campo, con un tercio de mi cuerpo sobresaliendo me bañé echándome el agua del cubo con un vaso. ¡Sabroso!, quedé nuevo… Así pasamos a comer bats´il vaj (tortilla), tonmut xi´uk  chenek´ (huevo y frijol) que estaba lek mu, mu tajmek´ (sabrosísimo).

Completamos la noche con plática sobre el ministerio con la iglesia y el culto y dormimos en las bancas de la iglesia… y al otro día más pláticas y cultos. En la mañana pregunté por el baño, bu oy atinajebal, y ¡ellos se asustaron! porque pensaron que yo quería bañarme de nuevo, pero lo que yo quería era ir a la letrina, pero había usado mal la palabra baño. Debía haber dicho bu oy atsanabel. No me tardó mucho para entender por qué se habían asustado. Lo que ellos habían hecho el día anterior había sido un muy grande gesto de hospitalidad… me habían dado el agua que habían ido ha recoger, caminando un muy largo trecho al río, extraído y traído a su casa cargando el agua en envases muy pesados. Agua preciosa que habían dispuesto para mí.

Por esto, estamos llevando el proyecto de agua a Saclum. Los boricuas nos ayudaron a armar filtros caseros de purificación del agua con arena de río, y ahora este proyecto, con la ayuda de Borinquén, lo estamos ampliando para toda la comunidad con los siguientes componentes: identificación de fuentes limpias de abasto de agua, construcción de tanques de almacenamiento del líquido con sistema de filtración y edificación de la red de distribución de agua desde la fuente hasta las casas.

Con Saclum y Yalentai hemos tenido reuniones para discutir el proyecto, y el estímulo generado es desbordante. Ambos comunidades han empezado procesos de consulta con sus bases para dar inicio a los encuentros azules. Yalentai ha avanzado más que Saclum en el proceso, gracias al aporte de Mariano y José, dos de los jóvenes que acompañaron a la delegación maya que visitó Puerto Ricos en julio 2009. Ambos muchachos se prepararon en Puerto Rico para servir como promotores del proyecto de agua. Cumpliendo fielmente a esa encomienda hablaron con los líderes de su comunidad, explicándoles el proyecto como un bien común para toda la comunidad. Ahora que nos hemos reincorporado al ministerio, con Mariano y con José, nos hemos sumado al camino.

 Avances del Encuentro Azul en Yalentai, Zinacantán

Llamamos a este proyecto Encuentros Azules, porque a través del agua como bien común buscamos unir a las comunidades sangrientamente partidas en pedazos. Aires de intensos conflictos soplan en Chiapas, a los legítimos reclamos del movimiento indígena, oídos sordos ha sido la respuesta de México. Se oye y se siente en el ambiente una profunda indignación que no sabemos en lo que pueda desencadenar. Observamos que el Estado mexicano está incrementado la presencia del ejército en las zonas indígenas. De ahí, la relevancia del proyecto Encuentros Azules que busca unir, con la luz de Cristo que escruta hasta los tuétanos, los deberes de la buena sociedad. Este esfuerzo de unir las comunidades por la paz es desafiante, pero es la tarea del reino. (Jer. 29:7).

Con esta convicción, cuando el domingo 22 de noviembre prediqué y platiqué con los líderes de la iglesia de Yalentai enfaticé que Encuentros Azules es para todos. Ellos entendieron la necesidad del agua limpia como el bien común. Por eso, entusiasmados, acordaron conversar con los representantes de todos los partidos políticos y grupos de la comunidad, y convocarles a una segunda reunión. El jueves 26 de noviembre de 2009, los hermanos de la iglesia pasaron a hablar con los representantes de los partidos PRD, Verde Ecologista, PT, PRI, PAN y con los zapatistas, les expusieron la propuesta, les encomendaron discutir el proyecto con sus bases de apoyo y les convidaron a una asamblea comunitaria.

El domingo 29 de noviembre de 2009 celebraron la asamblea comunitaria con todos los partidos presente, menos el de los zapatistas. Unas 80 personas asistieron a la reunión en la plaza frente a la iglesia católica. Después de los debidos protocolos de las autoridades comunitarias, el grupo de la iglesia presentó el proyecto de agua. Mariano completó la exposición, explicando que los puertorriqueños habían venido a Yalentai en el 2007 y 2008 y habían visto que de nuestros pozos a veces no salía agua limpia, sino lodosa, y que el agua escaseaba en la comunidad. Mariano les comentó: “Ellos vieron que nosotros estábamos sufriendo con el agua, y sus corazones fueron movidos a la solidaridad.” Mariano explicó que el proyecto consiste en buscar una fuente de agua limpia que abastezca a toda la comunidad. A partir de un censo se definirá el tamaño del tanque de almacenamiento de agua. Se pondrá una bomba para subir el agua al tanque y se instalará la tubería para distribuir el agua a las casas. Claramente, se expuso que el proyecto es para toda la comunidad, sin exclusiones.  Mariano explicó que la comunidad tendrían a su cargo el trabajo de construcción, que los puertorriqueños no pagarían por la mano de obra. También, el terreno donde se instalará el tanque de agua será responsabilidad de la comunidad; ya sea que se adquiera por donación o por compra. Los puertorriqueños apoyarían con el trabajo técnico y los fondos de ingeniería.

La comunidad discutió abiertamente el proyecto, y concluyó que lo recibía como una bendición de Dios. Decían algunos, “aunque nosotros no vivamos para disfrutarlo, que nuestros hijos tengan el agua limpia." Convinieron por votación unánime recibir al grupo de puertorriqueños, aportar su mano de obra al proyecto y comprar la propiedad que se requiera para el tanque. También, quedaron en levantar el censo de la comunidad y en rescatar todos los documentos y estudios del agua que existan de la comunidad.

No hubo crítica alguna al proyecto; y se acordó que el domingo 6 de diciembre de 2009 a las 2:00pm yo (Ricardo Mayol) vaya y les explique algún otro detalle sobre el proyecto. Ese día fui y el proyecto se ratificó con entusiasmo. Les informé que en enero 2010 proyectábamos una visita del equipo de agua de Puerto Rico.

Celebramos…

Que Dios nos haya enlazado con la Universidad de Puerto Rico, con la Dra. Olga Mayol, Dr. Rafael Ríos Dávila, Dr. Félix Aponte y sus estudiantes Angélica, Raúl, así como con el hno. José Montalvo de IB La Esperanza, Caguas, quien dispone su fábrica en México para las piezas que ocupemos en el proyecto, con el pastor Paul Hayes que nos está poniendo en contacto con un grupo que impulsa proyectos de agua a escala global, y por supuesto, con los jóvenes chiapanecos y las comunidades organizadas de Chiapas.

Que diferentes iglesias estén orando y ofrendando con el compromiso de hacer llegar a las comunidades mayas el agua limpia y el tan anhelado lekil kuxlejal.

Que la fiesta de reyes en Yalentai será grande y los niños/as estarán felices con sus regalos, ya que la ofrenda de la Primera Iglesia Bautista de Río Piedras se sumará al recurso que Mariano había dispuesto de su bolsillo de lo que gana vendiendo tepache en la capital de Chiapas (es una bebida como el Maví de Puerto Rico, pero de piña). Este festejo es la antesala de la fiesta del agua de vida.

Oren para que…

1. La bendición del agua llegué y acerque los corazones de todos los grupos de la comunidad, especialmente el de los zapatistas de Yalentai. Que nos ayude Dios con lucidez y clara conciencia moral analizar las causas que destruyen la comunidad y juntos procurar el lekil kuxlejal.

2. Dios provea los recursos técnicos y financieros en Chiapas, México, Puerto Rico y Estados Unidos. Nosotros hemos investigado con organizaciones que impulsan proyectos de agua en otras partes de México y nos hemos metido a la Biblioteca del Colegio de la Frontera Sur para hallar materiales que iluminen la elaboración del proyecto. Estamos haciendo esfuerzos deliberados para concertar capacidades técnicas chiapanecas que se alíen con las de ustedes por el agua de vida, pero necesitamos que Dios vaya al frente en el camino.

3. Como iglesia nos ganemos el respeto por preocuparnos con obligación moral por la plenificación de la vida.

4. Mariano, José y Susanita sigan con fuerza sirviendo al Señor y puedan dedicar esfuerzos mayores a su formación ministerial. Cuando Mariano regresó del viaje a PR, se salió del seminario a trabajar en la capital de Chiapas, buscando levantar fondos para comprar una batería que quería para un grupo musical que organiza en su comunidad. Le hemos dicho que se le acabaron las vacaciones de sus estudios. En enero 2010, él vuelve al seminario como estudiante del programa residencial de teología y de nivelación académica. Igualmente, estamos estimulando al papá de José para que le de permiso de invertir más tiempo en su formación. Susanita, la hermana de Mariano, también proseguirá estudios en el nuevo año.

5. Dios nos conceda un maestro/a que dirija los programas de nivelación académica.

Dios sk'oltayak!  Dios les bendiga!

Ricardo