International Ministries

Transiciones y Nuevos Comienzos

June 16, 2011 Journal
Join-the-network.sm Tweet
Se fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella para nada; solo así tendrás éxito dondequiera que vayas….Ya te lo he ordenado: ¡Se fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.    Josue 1. 6-8; 9b (NVI)

 


Sentí como un ardor en la boca de mi estomago mientras leí el correo electrónico que me había enviado mi hijo. Era un correo de parte de la Universidad de Chicago. Ya ellos lo habían aceptado como estudiante hace varios meses pero ahora le estaban aceptando para el programa de verano. Le quedaba solo una semana a mi hijo antes de salir de nuestra casa. Mis ojos se llenaron de lágrimas al sentir el choque de la realidad de esta transición.

 

Me acuerdo de lo difícil que había sido con Aida nuestra hija pero ahora ya estábamos acostumbrado a tenerla viviendo en Charlottesville en donde poco a poco se estaba convirtiendo en una joven adulta. Ahora mi segundo hijo se estaba preparando para dejar nuestro nido y nuestra casa se llenaría de silencio. Yo se que todavía tenemos a Joshua y que poco a poco nos vamos a ajustar a esta nueva realidad pero hay una dulzura en el sonido que escucho cuando estamos en el carro de regreso de San Diego y escuchamos a nuestros tres hijos charlando y bromeando.

 

Además de esto, nuestro hijo menor, Joshua está terminando su último año de escuela elemental. Me parece que se está estirando y creciendo frente a mis ojos. Mi bebe se está convirtiendo en un adolescente y aunque me gozo con estas transiciones y nuevos comienzos, una parte de mi ser se entristece y tiene temor.

No me puedo imaginar como se sintió Josué (el líder de los Israelitas) al tomar el lugar del líder icónico y respetado Moisés. Hay una razón por el cual las escrituras repiten varias veces el llamado a que él sea fuerte y valiente. Sería completamente normal que Josue sintiera temor y hasta momentos de duda en sus decisiones como líder. En su lugar yo me sentiría aterrorizada. A él le habían dado el mandato de guiar a su pueblo a conquistar la tierra prometida. Se esperaba mucho de él. Pero nuestro Dios le dice dos cosas, que se sujete firmemente de la Ley y que se mantuviera fuerte y valiente. La Ley se resume en que uno debe amar a Dios con la totalidad de su ser y que uno debe amar al prójimo como a uno mismo. Dos cosas: depender del Señor tu Dios y ser fuerte y valiente. Ahora a mí estos consejos me parecen un poco contradictorios.

Debemos depender de Dios, sujetarnos a él y a su Ley y a la misma vez demostrar nuestra valentía y fuerza. Porque no decirle simplemente confía en el Señor para que te de fuerza y valentía.

 

Saben, quizás Josué es semejante a muchas personas que se encuentran en posiciones de liderato y autoridad. Todos tenemos nuestros dones y talentos y Josué los tenía también. Moisés reconoció estos dones y talentos en Josué y le impulsó a desarrollar esas destrezas de liderato. La mayoría de nosotros pensamos que podremos alcanzar nuestras metas y el éxito si trabajamos lo suficientemente fuerte. Se nos dificulta depender en Dios, amarlo con todo nuestro ser y con todos nuestros talentos y dones y dejar que Dios use nuestros talentos y dones para su gloria. Es fácil concentrarse en el yo pero Dios le dice a Josué y nos dice a nosotros que nos sujetemos a la Ley y que seamos fuertes y valientes. Cuando obedecemos este mandato tenemos la promesa de que Dios estará con nosotros en donde quiera que fuéramos y que seremos exitosos. (Quizás el próximo noticiero debe enfocarse en identificar lo que significa ser exitosos).

 

Mientras nosotros miramos a los desafíos y retos que trae el nido vacío, mientras nuestros hijos crecen y desarrollan sus dones y talentos y levantan sus alas para tomar vuelo y comenzar sus propias aventuras; nuestra vida será diferente. Nuestra oración es que escuchemos la voz de Dios llamándonos a sujetarnos a la Ley y a ser fuertes y valientes para continuar siendo fieles a lo que Dios nos está llamando a hacer y ser. Ciertamente Dios estará con nosotros en donde quiera que fuéramos y nos dará el éxito.

 

Entonces que les espera a los Barnes

 

Nos acercamos al final de nuestro año de promoción misionera y “sabática”. Ha sido un año de muchas transiciones, muchos vuelos y viajes a iglesias para compartir acerca de nuestro ministerio y muchas preguntas acerca del futuro.  

 

Miramos con anticipación nuestro retorno a México y los retos y desafíos que nos esperan en nuestro ministerio junto a la Convención Bautista Dios con Nosotros. Hemos escrito nuevas metas y ahora se las presentamos a nuestro Dios. Como mencionamos anteriormente, a veces nos sentimos auto suficientes y actuamos como si no tenemos necesidad de un Dios que nos guié a conquistar los desafíos que nos esperan. Le pedimos al Señor que lo pongamos siempre primero. Como dice el seguidor de Jesús en las escrituras, ‘Señor creo, ayuda mi incredulidad’.  

 

Uno de los desafíos más grandes que tenemos es alcanzar nuestra meta financiera. Hemos estado escribiendo correos electrónicos, haciendo llamadas telefónicas y pidiendo el apoyo financiero a varias iglesias e individuos. Les estamos invitando a aceptar el reto de ser nuestros socios y colegas financieros en nuestro ministerio a México. Les podemos asegurar que este proceso de llamar a las iglesias e individuos a esta relación es difícil. Necesitamos ser fuertes y valientes porque algunos nos dirán que no pero continuarán apoyándonos con sus oraciones. De veras creemos con todo nuestro corazón que muchos de ustedes desean participar en los desafíos y ministerio que nos espera en México.  

Estos son algunas de las metas que estamos señalando para nuestro ministerio:

 

1.     Hablar con cada Iglesias de la convención retándoles a identificar y entrenar líderes de ambos géneros para capacitarlos en métodos de evangelismo, alcance comunitario y ser sembradores de nuevas obras.

2.     Desarrollar un noticiero electrónico para sembradores de nuevas obras.

3.     Desarrollar un grupo de apoyo mutuo para mujeres llamadas al ministerio.

4.     Desarrollar grupos regionales mexicanos de apoyo mutuo para sembradores de obras nuevas.

5.     Continuar ensenado en el seminario desarrollando el énfasis en la plantación de obras nuevas.

6.     Continuar trabajando con grupos de misión de corto alcance de parte de iglesias en los estados unidos y Puerto Rico.

7.     Tener apertura al espíritu de Dios para que nos guíe hacia nuevas oportunidades, relaciones con colegas y descubrir lo nuevo que Dios ya está haciendo en México.

8.     Personalmente, (Mercy) me gustaría profundizar en mi educación y preparación teológica y para lograr esta meta estoy aplicando hacia un programa de DMIN enfocado en “la iglesia como comunidad amada”.

9.     Rick desea desarrollar un programa que le dará énfasis al cuidado espiritual y la capellanía en los hospitales dentro del contexto mexicano.

10.  Ambos deseamos continuar apoyando a nuestros hijos mientras continúan sus estudios universitarios en Virginia, Chicago y al menor en la escuela intermedia. También deseamos descubrir y disfrutar lo que significa ser una pareja en esta etapa de nuestra vida.

Nosotros estamos compartiendo estas metas para que ustedes puedan orar por nosotros y para que también puedan considerar en oración si Dios les está llamando a ser  colaboradores financieros en nuestro ministerio. Nuestra meta financiera es aumentar nuestra red de apoyo a veinte colaboradores nuevos. Nosotros necesitamos por lo menos veinte colaboradores que se comprometerán a proveer $50.00 al mes. Si esta cantidad de $50 les parece mucho, hablen con un grupo de persona de su iglesia para unir sus esfuerzos y de esta manera convertirse en una “unidad financiera” para nuestro apoyo. Esta meta se puede lograr.  “!Si se puede!” Por favor oren por esta meta.

¿Cómo pueden Ofrendar?

 

  1. Ustedes pueden apoyar nuestro ministerio canalizando su ofrenda através de su iglesia local. Escriba su cheque a nombre de la ‘Ofrenda Misionera Mundial’ y en la sección del memo, escriba “ongoing support for the Barnes”.
  2. Ustedes pueden ofrendar directamente llamando a ministerios internaciones al

1-800-222-3872 y pida hablar con alguien del departamento de finanzas de ministerios internacionales. Ellos les orientarán y procesarán su cheque o su depósito directo usando su tarjeta de débito.  

  1. Ustedes pueden enviar su cheque directamente a ministerios internacionales a la siguiente direccion:

International Ministries

P.O. Box 851

Valley Forge, PA. 19482-0851

Recuerde escribir en el memo “ongoing support Barnes”

  1. Ustedes pueden ofrendar usando su computadora hiendo al siguiente “website” www.internationalministries.org/give

Vayan a ‘People who serve’, Barnes, Give y sigan las instrucciones para enviar su ofrenda.  

 

Durante un viaje reciente que tuve a West Virginia, el ministro ejecutivo asociado Rev. Max Hill introdujo el tiempo de la ofrenda luego de mi presentación. Él les dijo que no dieran hasta que sintieran dolor sino que dieran hasta que sintieran bendición. El dar es un privilegio y una rendición. Recuerden lo que le dijo nuestro Dios a Josué, se fuerte y valiente porque de cierto nuestro Dios les acompañará en donde quiera que vayan.

 

¡Que el Señor les bendiga grandemente!

 

Mercy y Rick Barnes