International Ministries

Un Pueblo Sorprendente, Una Fe Sorprendente

May 29, 2008 Story

Featured

More from the Author

Tweet

Introducción


¡El mundo es grande! Y Dios lo ama en su totalidad. Desde los tiempos de Jesús, la gente ha compartido el amor de Dios en muchas regiones del mundo, empleando distintos métodos. Pero en los últimos 150 años los participantes en la misión han cambiado dramáticamente. Antes los/as misioneros/as provenían principalmente de los Estados Unidos y de Europa – siendo enviados/as a los continentes de África, Asia, y Latinoamérica. Sin embargo, ahora los/as misioneros/as vienen DE todas partes, siendo enviados/as A todas partes del mundo, compartiendo el evangelio de Dios con otros/as.


No es ninguna sorpresa – hoy, un mensaje puede ser enviado de África a Europa en tres segundos, pero hace 150 años atrás ese mismo mensaje tardaría tres meses en llegar. Es otro ejemplo de lo que conocemos como la “globalización”, donde se reconoce la inter-conectividad de gente de todas partes del mundo. En realidad esto siempre ha sido la realidad, pero con avances tecnológicos y en la comunicación el proceso de intercambio de información y de bienes por todo el mundo se ha facilitado. Entonces, ¿por qué no podemos aprovechar estos avances para facilitar la transmisión del Evangelio?


Las Escrituras


2 Corintios 4:5-7 (NVI)


No nos predicamos a nosotros mismos sino a Jesucristo como Señor; nosotros no somos más que servidores de ustedes por causa de Jesús. Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo. Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros.


Haz un clic en los siguientes enlaces para acceder la enseñanza escrita por Carrie Cyphers, estudiante de doctorado en la Universidad de Edimburgo, Escocia, Reino Unido.

Attachments