Journals
Posted on December 12, 2018 Reflexión #2: El éxodo hondureño desenmascara el fracaso de un modelo de país impuesto
Migrantes Desaparecidos
Ricardo Mayol-Bracero
[pie chart]75%Support Pledged
[world map] Iberoamerica and the Caribbean Iberoamerica and the Caribbean
Peace and Justice Peace and Justice

Read this in English

 

La segunda de tres reflexiones de mi visita a Honduras pone al descubierto las injusticias del modelo de desarrollo económico que fue impuesto al país.

 

La Tentación de Maligno
Jesús fue puesto a prueba por el diablo en el desierto después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches. El desierto y los cuarenta días aluden al éxodo de los israelitas de Egipto. El liberado pueblo debía empezar una nación en la que imperara el derecho. Ese siempre será el proyecto de Dios, un reino lejos de la opresión. El diablo (el mal personificado) quiso cooptar a Jesús. Le dijo autocomplácete, come bien y no mires a los que se mueren de hambre. Insistió el diablo en desviarlo, y le dijo, lánzate del pináculo del templo, y verás que todos se admiran de ti. Todavía, Lo llevó a una cumbre y Le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y Le dijo: “Todo esto Te daré, si Te postras y me adoras.” Entonces Jesús le dijo: “¡Vete, Satanás! Porque escrito está: ‘Al Señor tu Dios adoraras, y solo a El servirás.’”
Mateo 4:1-11

 

 

Sueño Truncado

El pueblo hondureño sueña con la paz que nace del respeto a los derechos

No obstante, los gobernantes hondureños sucumbieron a la tentación del diablo y traicionaron al pueblo. Y en vez de fundar una nación que honrase el pacto con Dios, negaron los derechos económicos, sociales, culturales, ambientales y de los pueblos; en vez, de reconocerlos, desmantelaron las restricciones a la penetración de las empresas extranjeras y favorecieron los acaparamientos de tierras, agua, minerales, bosques y otros bienes de la Creación.

 

Mapa de Honduras

Mapa de Honduras

 

Ejerciendo su mandato presidencial, Manuel Zelaya aplicó una serie medidas que alteraban las históricas relaciones supeditadas a los intereses geopolíticos y estratégicos estadounidenses y de la élite empresarial hondureña. Las siguientes son algunas medidas adoptadas en su mandato:

  1. Redujo explotación forestal. Medida elogiada por los ambientalistas y condenada por empresas como Home Depot, Wood Products International, Heritage Creation.
  2. Declaró una moratoria de concesiones mineras y prohibió la explotación minera a cielo abierto, y probó sendos decretos para dotar de tierras al campesinado. Disposición celebrada por las comunidades defensoras de su hábitat de vida y aborrecida por las empresas canadienses y estadounidenses.
  3. Tomó control de terminales petroleros de Exxon, Mobil, Chevron y DIPPSA; pagó una millonaria deuda por servicios de electricidad y redujo al 50% el costo de energía y combustibles.
  4. Aumentó a 62% el salario mínimo de la jornada laboral. Medida aplaudida por la clase trabajadora y odiada por el sector industrial.
  5. Buscó vigorizar la democracia introduciendo mecanismos de participación ciudadana directa. Medida amada por los movimientos populares y temida por las élites empresariales, religiosas e imperiales.

Zelaya vio soberano a su país y como tal actúo. Se confabularon las fuerzas militar-empresarial-religiosa-mediática-imperial para frenar cambios que alterasen el poder y los intereses de las élites nacionales y de Estados Unidos, y su respuesta fue el golpe contra la democracia.

La declaración Tegucigalpa del Foro Mesoamericano expresa: Comprendemos, sin duda, que los tratados de libre comercio y seguridad energética y político militar firmados con Norteamérica, el Plan Panamá Puebla, Mérida, Colombia, el Triángulo Norte, las Ciudades Modelo, las zonas especiales de desarrollo, entre otros, están motivados por intereses antinacionales y constituyen verdaderos procesos de ocupación neocolonial que se operativizan por medio de concesiones mineras, energéticas, forestales y diversos procesos de despojo y privatización de los bienes sociales y comunes. El país no responde a la exigencia de su nación, porque obedece a poderosos intereses foráneos.

 

Pasos Esclarecedores

El desposeído pueblo hondureño, al que le negaron el derecho a una larga y saludable vida, a altos niveles de educación, a una vida decente y llena de esperanza para las personas, los pueblos y la creación, salió y puso en evidencia esta memoria amordazada.

Pasos hondureños
desenmascaran
impiedad,
un régimen impuesto,
que nada dio,
todo se comió,
todo transfirió.
Heridos van,
al norte interventor
de sueños, desbaratador.
Pasos hondureños
evidencian
engaño
perversidad,
y odio
a la verdad,
al juicio,
a la justicia.
Cansados
de para todos, nada
para aquellos, todo,
ahí van.

 

En el Foro Mesoamericano, el exdiputado Bartolo Fuentes del Partido Libertad y Refundación (Libre), a quien falsamente acusaron de haber organizado el éxodo hondureño, dio una palabra. Dijo:
Al gobierno hondureño le alegra que se vayan los hondureños, porque ya no van a hacer revueltas en las calles y porque van a enviar remesas. El aporte de los migrantes hondureños en remesas sobrepasa el monto que generan todos los productos de exportación (café, maquila, palma africana…) al Producto Interno Bruto. Al gobierno hondureño no le importa los que se van, si le preocuparan, hace rato hubiese asegurado condiciones dignas de vida en un país donde 3 de 8 millones de hondureños viven en extrema pobreza, con apenas un dólar diario para sobrevivir. Si le importaran, hubiera protegido a los 300 que partían diario en el tránsito desde donde salían hasta donde llegaban para que no murieran tantos en el camino. Lo que al gobierno hondureño le molesta es que el éxodo haya hecho ruido, que no haya sido silencioso; le molesta porque desenmascara el fracaso del régimen político hondureño.

Exdiputado Bartolo Fuentes

Exdiputado Bartolo Fuentes

 

Sumémonos al Grito

El éxodo hondureño grita:

 

El Señor dijo a Moisés: He visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. Y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel…
Éxodo 3: 7-8.

Oye Su voz.

 

Lee la reflexión anterior y la siguiente oprimiendo estos enlaces:

Introducción
Reflexión #1
Reflexión #3